AliciaVolver

ALICIA-SALCEDO_0000_DSC01504
ALICIA-SALCEDO_0001_DSC01545
ALICIA-SALCEDO_0002_DSC01607
ALICIA-SALCEDO_0003_DSC01547
ALICIA-SALCEDO_0004_DSC01570
ALICIA-SALCEDO_0005_DSC01507

Alicia nació en Caracas. Parece que tenía cosas que hacer aquí y por eso no se entretuvo. Viajó hasta allí, nació y regresó a España.

Estudió ciencias biológicas en la Universidad Autónoma de Madrid. Aquí tampoco se tomó más tiempo del necesario. Antes de terminar la carrera ya metió la cabeza en un laboratorio del Centro de Biología Molecular Severo Ochoa, como investigadora.

A pesar de que el entorno en España no era favorable entonces para dedicarse a la investigación, Alicia consiguió hacer la tesis doctoral en Biología y Bioquímica Molecular en la misma universidad. Encontró su tema de estudio y una poyata en el laboratorio de Federico Mayor. Disfrutó, compartió, aprendió y creció entre pipetas, cultivos celulares y radiactividad. Esta exposición a la ciencia le preparó para alcanzar un sobresaliente cum laude en la defensa de su tesis doctoral centrada en demostrar la implicación de una proteína en cáncer de mama.

Con la firme idea de dedicar su tiempo a una profesión con un claro impacto en la sociedad, la salida de la ciencia no fue una decisión fácil. La entrada en BICG sin embargo si lo fue. Siempre vinculada al avance científico y a la investigación en un sentido más amplio, se puede decir que Alicia encontró su sitio en la consultoría de formas de trabajo.

De esta manera el trabajo pasó a verse recompensado cada día con una clara orientación a las personas, a mejorar su calidad de vida en el trabajo y a disfrutar compartiendo cada día con el equipo de personas que forman BICG.

En BICG Alicia ayuda a grandes organizaciones a transformar su manera de trabajar, la manera en la que se relacionan sus profesionales, haciéndoles la vida un poco más fácil y el día a día más ilusionante, tal y como ha demostrado en proyectos como Cepsa y Suez – Agbar, entre otros.

Su frase de cabecera es “Descubrir algo significa mirar lo mismo que está viendo todo el mundo, y percibirlo de manera diferente” (Albert Szent-Györgyi).