What we do

Soluciones BICG ante el reto de la crisis global

De la resiliencia a la antifragilidad:
Iniciativas para mejorar nuestra forma de trabajar antes, durante y después de la crisis del Covid-19

“La antifragilidad es más que resiliencia o robustez. Lo robusto aguanta los choques y sigue igual;  lo antifrágil mejora”.

Nassim Nicholas Taleb (2012). Antifragile: Things That Gain from Disorder

La crisis del Covid-19, además de la enorme tragedia personal y el muy significativo impacto que está teniendo en nuestra economía, está provocando un profundo cambio en nuestra manera de trabajar, interrelacionarnos y vivir.

Muchos elementos, que durante décadas hemos considerado estables, están ahora experimentando unos cambios sin precedentes.

¿Cómo podemos prepararnos para la nueva normalidad y cómo podemos aprovechar estos cambios para mejorar nuestra organización?

El concepto científico de antifragilidad nos aporta un punto de partida: Debemos aprovechar este momento de volatilidad, incertidumbre, desorden y factores de estrés para crecer.

Desde hace más de 20 años, en BICG hemos ayudado a nuestros clientes a evolucionar de las formas de trabajo clásicas, a las nuevas formas de trabajo.

Y lo hacemos, combinando la experiencia de empleado, la gestión del cambio, la tecnología, los espacios y la comunicación de una manera única: Implementando el trabajo en remoto y el uso de las tecnologías para la colaboración y la transferencia de conocimiento, redefiniendo procesos de trabajo, y trabajando mano a mano con los líderes y gestores de las organizaciones  para llevar la idea del cambio cultural a una realidad en el día a día del trabajo.

En la situación actual, muchas compañías están siendo forzadas a cambiar su forma de trabajar. Ese ha sido el corazón de nuestro negocio durante más de dos décadas. Y esa es la razón por la que estamos ayudando a compañías europeas y latinoamericanas a realizar esta evolución, desde el principio de esta crisis sanitaria.

En BICG hemos desarrollado un plan de acción para ayudar a las organizaciones a superar la resiliencia e iniciar su camino hacia la antifragilidad con el fin de conseguir una ventaja competitiva para la nueva normalidad post Covid-19.

Este reto es multidisciplinar, por lo que sólo abordándolo de forma sistémica e integrando una amplia diversidad de disciplinas, podemos llevar con éxito a las organizaciones hacia la nueva normalidad.

Read +

Company Experience® es una marca registrada de BICG

¿Dónde estamos ahora y dónde deberíamos estar?

El primer paso es el análisis de la situación pasada, de la presente y de las perspectivas futuras, para identificar áreas de mejora.

Para establecer el potencial de la organización en la nueva normalidad debemos partir de su situación pasada y actual, así como entender las posibilidades que puede ofrecer el futuro.

Debemos conocer cómo se trabajaba antes del Covid-19 y cómo se está haciendo ahora desde una diversidad de perspectivas: Cómo era nuestra forma de realizar nuestra actividad e interrelacionarnos y cómo es ahora. Dónde tenía lugar nuestro trabajo y cómo lo estamos gestionando en estos momentos. En qué tecnologías nos apoyábamos antes y en cuáles lo estamos haciendo ahora. Qué medidas de seguridad – a todos los niveles – estábamos aplicando antes y cuáles son y serán relevantes en el futuro. Qué actividades deben realizarse dónde, cómo y cuándo, para conseguir un resultado óptimo.

Para la realización de esta fase buscaremos los puntos de vista de las diferentes áreas responsables del diseño de la forma de trabajar de la organización, así como de una significativa representación de profesionales. Completaremos la toma de datos  con la experiencia de BICG  y las mejores prácticas que conocemos, así como con las limitaciones propuestas por las autoridades y las políticas internas de la compañía.

Diseñando un nuevo modelo para una nueva normalidad

Juntos, diseñamos el nuevo modelo

Conjuntamente con la organización, creamos un nuevo modelo holístico que incluya todos los aspectos relevantes para hacer posible su implantación.

Con el objetivo de incorporar todos los elementos de la organización, crearemos un plan integrado de Experiencia de Empleado que incluya:

  • Nuevas dinámicas y formas de trabajo, incluyendo la redefinición de los procesos a alto nivel.
  • Evolución en este nuevo ecosistema de la cultura, liderazgo, gestión de personas, creación de nuevos perfiles profesionales, capacitación y formación, así como adopción de metodologías de trabajo ágil y distribuido.
  • Integración de la sostenibilidad humana, económica y medioambiental, así como de la RSC y el bienestar del empleado en la cultura y prácticas de la compañía.
  • Nuevas tecnologías y herramientas de transmisión del conocimiento y colaboración
  • Nueva utilización del espacio de oficina en cada fase y su impacto a medio/largo plazo en el portfolio inmobiliario

Ayudaremos a redefinir los nuevos potenciales touchpoints con clientes para encontrar nuevas oportunidades para mejorar su experiencia.

Desarrollaremos un robusto cuadro de KPIs y OKR para medir el impacto del nuevo modelo y desarrollar un plan de medidas correctoras o de evolución.

Implementación paso a paso hacia la nueva normalidad del trabajo

Ayudamos a tu organización a implementar los cambios y desplegar el nuevo modelo

Para asegurar el éxito de una implantación de la nueva normalidad del trabajo proponemos fases bi-semanales que ayuden a asimilar las nuevas formas de trabajar de forma efectiva y sincronizada con la estrategia de la organización y las regulaciones propuestas por las autoridades en cada momento.

Los diferentes equipos, coordinados por la OIC – Oficina de Integración Centralizada, aseguran el progreso alineado de las diferentes iniciativas y su adecuada adopción por los profesionales. Este avance tiene que verse reforzado por una estrategia de gestión del cambio y una comunicación interna transparentes.

Un equipo multidisciplinar

Para la realización de esta iniciativa proponemos un equipo multidisciplinar formado por especialistas en cultura y liderazgo, procesos y formas de trabajo, comunicación y gestión del cambio, arquitectos con alta experiencia en espacios de trabajo, y especialistas en tecnología, análisis de datos y gobernanza de indicadores SMART.